En H7 por FM Noticias 88.1, Juan D’ Ambrosio, miembro de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, habló sobre la iniciativa del diputado “Turi” Rodríguez de mover los restos del General Martín Miguel de Güemes de la Catedral Basílica de Salta al Museo Güemes.

D’ Ambrosio aseguró que los únicos que pueden decidir sobre el lugar donde deben estar los restos de Güemes, son los familiares que, en su momento, eligieron el lugar actual: el Panteón de las Glorias del Norte en la Catedral Basílica de Salta.

Otro punto por el cual se opone – tanto él como la agrupación en general – es el hecho de que el héroe Gaucho fue una persona católica, teniendo en cuenta que fue quien construyó la Capilla del Chamical, primer lugar donde fue enterrado.

“Sus convicciones fueron católicas y él lo manifestó constantemente. Cuando se saca en procesión al Señor del Milagro, sale el escapulario de Güemes. Sacarlo de un lugar santo, para llevarlo a un museo, tiene una serie de puntos con la que no estamos de acuerdo. El museo no es un cementerio ni tierra santa”, expresó y agregó que la agrupación es “tradicionalistas”, por lo que los restos deben quedar en el lugar en donde está.

Por otro lado, el miembro de la Agrupación Tradicionalista habló sobre la polémica de las pintadas que se desató hace unos meses, cuando con motivo del Día de la Memoria, Verdad y Justicia, se pintaron los pañuelos símbolos de las Madres de Plaza de Mayo en todas las plazas, tocando incluso el “monumento” a Güemes en la Plaza Belgrano. Luego de eso, la Agrupación Tradicionalista decidió borrarlos. D’ Ambrosio aseguró que “nadie se acuerda” que años atrás tuvieron una situación similar con chicos de primaria que festejaron el Día de la Primavera y pintaron en el mismo lugar, donde la Agrupación lo “limpió” 4 o 5 días después.

En cuanto a eso, consideró que las pintadas y el intento de traslado de los restos son “hechos aislados”, teniendo en cuenta que desde que Güemes fue declarado héroe nacional “está en boca de todos”.

“La iglesia no está cerrada para el público, el Museo de Güemes tampoco. Al nivel de darlo a conocer, para nosotros no tendría una diferencia. La única diferencia es que sus restos descansarán más en paz en una Iglesia que en museo”, sostuvo.

D’ Ambrosio expresó que es necesario “embeberse” de historia y, como ejemplo, puso el cambio de nombre de la Avenida Virrey Toledo a Avenida Bicentenario de la Batalla de Salta, y aseguró que con cambiar el nombre “no se puede borrar la historia”. Contó que dentro de las agrupaciones y fortines hay profesores de historia para “revalorizar” las tradiciones. “Queremos proteger las tradiciones y dar a conocer lo que fue el General”, dijo sobre el objetivo principal de la Agrupación y agregó que está constantemente con charlas y trabajos con el Instituto Guemesiano.

Fuente: Hora 7 – Fm Noticias 88.1 MHz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here